bigdata, smart city, conectividad.

La democracia digital ¿un reto para México?

Equipo Think Makers

La utilización de las plataformas digitales alrededor del mundo es notable,  estas han servido para impulsar movimientos sociales como la llamada “primavera árabe” en 2012, la cual fue un movimiento generado para derrocar a diferentes regímenes dictatoriales en Medio Oriente o el caso actual de los chalecos amarillos en Francia. Los ejemplos son vastos por lo que podemos decir que el mundo actualmente está inmerso en una democracia digital. Pero ¿qué es la democracia digital? ¿es posible implementarla en México? ¿qué impacto social tendría? y ¿qué sucede con las personas que no tienen acceso a internet?.​

La democracia digital pone al alcance de los ciudadanos, a través de las herramientas tecnológicas, el derecho que tienen a poder incidir en las decisiones y políticas gubernamentales de su país, mediante diferentes mecanismos de participación buscando garantizar condiciones de igualdad y respeto a los derechos humanos.

La democracia digital está compuesta por diferentes elementos como:

 

  • Gobierno digital     

  • Voto digital 

  • Seguridad digital   

  • Ciudadano digital   

Estos elementos tienen como finalidad acercar al ciudadano con las autoridades e incluso con la ciudad donde habita, generando así un sentido de pertenencia, es por ello que diferentes países del mundo han hecho uso de estas herramientas para mejorar el bienestar de sus ciudadanos. Un claro ejemplo de ello es Estonia, que ha logrado digitalizar todos los servicios de la administración pública para que los ciudadanos puedan tener acceso a ellos sin tener que acudir físicamente a las instituciones burocráticas, esta digitalización ha traído beneficios para los ciudadanos y el gobierno permitiendo que sus beneficios se integren en más áreas de la vida como la salud y educación.

Alrededor del mundo existen otros países interesados en la democracia digital como lo es el caso de Perú, Brasil, Estados Unidos y una gran mayoría de los países  miembros de la Unión Europea.

En un país como México la democracia digital representa una oportunidad para mejorar las condiciones democráticas; si bien los dos primeros elementos de la democracia digital (gobierno digital y voto digital) mencionados anteriormente se aplican ya en nuestro país, solo el gobierno digital se aplica a nivel nacional. En contraste el voto digital se utiliza en determinados estados, siendo Jalisco el más representativo por la efectividad de los resultados logrados para la obtención de actas electorales en un menor tiempo lo cual generó que la ciudadanía tuviera confianza y seguridad en los resultados.

De igual forma, el gobierno digital como elemento de la democracia fue impulsado por la pasada administración en México con la estrategia “México digital” y de acuerdo con datos presentados por la ONU en 2018, el desempeño del e- government mexicano está posicionado dentro de los diez mejores a nivel regional.  

A pesar de ello, es casi seguro que el efecto del gobierno digital en la población mexicana es distinto de los resultados presentados por la ONU , pues como en otros proyectos del gobierno federal en nuestro país, solo se quedan en la creación de estrategias sin ponerlas en práctica o difundirlas, es por ello que debemos considerar evaluar también su impacto en la ciudadanía. ¿Cuántos ciudadanos utilizamos las aplicaciones del gobierno para realizar trámites de administración pública?

Asimismo, el establecimiento de los otros elementos de la democracia digital  en nuestro país (ciudadano digital y seguridad digital), permitirán un mayor involucramiento de la sociedad con sus instituciones, el aumento de la cultura cívica, la economización del tiempo y la reducción de la huella ecológica. Lo cual generará las bases para una democracia con mayor inclusión y por lo tanto una participación ciudadana más amplia, ya que hoy en día en México un gran porcentaje de la población se muestra apática a los temas relacionados con la política, lo cual propicia que en los procesos de elección federal la decisión se imponga por una mayoría relativa.

Es por ello que la democracia digital incursionará en México como un eslabón para unir a la ciudadanía con los derechos que en teoría deberían estar garantizados por el Gobierno para su bienestar y así asegurar la consolidación de un régimen democrático incluyente, en el que todas las personas sin importar sus limitaciones físicas puedan acceder a estas herramientas digitales.

No obstante, es necesario considerar que aunque  un 72.2% de la población mayor de seis años  en México usa teléfono celular , sigue existiendo un porcentaje significativo que no tiene acceso a un dispositivo móvil, por lo que no podrá participar de la misma manera en esta democracia digital. 

 

Es importante que sin contar con estos dispositivos se les brinden los mismos derechos a todos los ciudadanos a través de otros mecanismos.

Son muchos los beneficios de continuar con la implementación de la democracia digital en México, ya que su objetivo principal son los ciudadanos, debido al poder que ellos tienen dentro de su entorno, pues la realización de ésta modificará la forma en que la ciudadanía actúa con respecto a sus derechos y obligaciones como miembros de su comunidad, a través de mecanismos de participación y consulta ciudadana de forma más accesible.

Por ello es necesario que ciudadanos y autoridades establezcan el compromiso de aceptación a la decisión mayoritaria de forma pacífica y tolerante así también los gobernantes asuman la responsabilidad de rendir cuentas a los ciudadanos actuando con transparencia ante las peticiones de los mismos, para que la democracia digital tenga una mayor eficacia en nuestro país y que está a su vez pueda mejorar la calidad democrática de México.

Aunado a lo anterior no se debe pensar que la democracia digital resolverá todos los problemas del país; sin embargo, esta significa un paso sustancial para  la creación de una solución conjunta entre gobierno y ciudadanía, por lo que se requiere principalmente del interés de las personas. El reto de implementar la democracia digital en un país como el nuestro, culturalmente diverso, con diferentes realidades sociales y con un extenso territorio, se vislumbra complicado pero viable y de ser posible los resultados que se obtendrán serán prometedores para el desarrollo del país.  

Solo es cuestión de enfatizar en la creación de normas más amplias que regulen todos los elementos de la democracia digital y la difusión de aplicaciones seguras, sin intereses empresariales de por medio asegurando la protección de los datos personales de los ciudadanos y así generar confianza. Lo cual ayudará a que el establecimiento de la democracia digital en nuestro país sea exitoso.

  • https://publicadministration.un.org/egovkb/Portals/egovkb/Documents/un/2018-Survey/E-Government%20Survey%202018_FINAL%20for%20web.pdf  
  • https://www.milenio.com/politica/mexico-71-millones-personas-acceso-internet  
  • https://www.gob.mx/mexicodigital/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.