Estonia: el gobierno digital como solución.

La salida de Estonia de la URSS en 1990, puso al país frente a un proceso de reestrucuración, situación que constantemente suponía conflicto con Rusia; sin recursos naturales que aprovechar y con políticas económicas inestables, el gobierno le dio prioridad a la innovación tecnológica para activar su economía. El proyecto Tiigrihüpe enfocado en desarrollar la educación digital y mejorar el acceso a las TICs, inició la estrategia que en la actualidad coloca a Estonia como un referente obligado de gobierno digital en el mundo.

De acuerdo con su plataforma e-Estonia.com, la implementación de herramientas digitales busca aumentar la economía y competitividad del país, así como la eficiencia de su administración pública para el bienestar de las personas. La transformación digital en el gobierno ha permitido que el 99% de los servicios y trámites públicos se encuentren disponibles en línea. Esto supone un ahorro anual de hasta el 2% del PIB en salarios y gastos de personal administrativo del gobierno.

La transformación digital en el gobierno ha permitido que el 99% de los servicios y trámites públicos se encuentren disponibles en línea. Esto supone un ahorro anual de hasta el 2% del PIB en salarios y gastos de personal administrativo del gobierno.

Las características de gobierno electrónico de Estonia se centran en cinco rubros:

  • Descentralización
  • Interconectividad
  • Apertura
  • Seguridad cibernética
  • Identidad digital

Estonia es considerada como la sociedad digital más desarrollada del mundo gracias a la implementación de ocho soluciones digitales: e-Governance, e-Tax, X-Road, Digital ID, i-Voting, Public safety, e-Health y e-Residency.

  • e-Governance ahorra tiempo de trabajo para los funcionarios y las personas, al digitalizar los trámites y eliminar el papeleo.
  • e-Tax consiste en dar soluciones digitales al sector privado, permitiendo, entre otras cosas, declaraciones digitales de impuestos, lo que reduce la burocracia y hace que los negocios sean atractivos en Estonia.
  • X-Road es un sistema de datos descentralizado en el que bases de datos públicos y privados pueden conectarse y operar en armonía con acceso los 365 días del año las 24 horas del día.
  • Digital ID es una credencial obligatoria que permite a los habitantes de Estonia portar archivos incrustados mediante un chip electrónico, facilitando las operaciones bancarias, comerciales y de gobierno.
  • i-Voting es un sistema que permite a los ciudadanos votar desde cualquier parte del mundo con acceso a internet, haciendo uso de la identificación digital única y segura proporcionada por el Estado.
  • Public Safety implementa aplicaciones como e-Police que geolocaliza el 35% de las víctimas de accidentes dentro de un radio de 5 metros, además de permitir que el 93% de las llamadas de emergencia se contestan en 10 segundos, solo por citar algunos ejemplos. 
  • e-Health  permite a los usuarios de servicios médicos de Estonia ser propietarios de un expediente clínico electrónico, lo que facilita que los médicos puedan ofrecer medidas preventivas basadas en los registros clínicos previos. 
  • e-Residency es la solución más reciente, consiste en generar una identidad digital transnacional, que facilita el registro de una empresa en Estonia y operarla desde cualquier parte del mundo.

Estonia es considerada como la sociedad digital más desarrollada del mundo gracias a la implementación de ocho soluciones digitales

La implementación de estas soluciones digitales demandan garantizar la seguridad y el manejo de datos personales de sus usuarios, por lo que desde el 2008 Estonia ha liderado la conversación para la aplicación de Blockchain como método de encriptación descentralizada. Actualmente sus sistemas de información de salud nacional, códigos judiciales, legislativos, seguridad y comerciales cuentan con dicha tecnología, con planes para extender su uso a otras esferas como la medicina personal, la seguridad cibernética y las embajadas de datos.

En un futuro, se espera que los residentes de Estonia tengan acceso a internet público de cuanto menos 30 MB/s y el  60% de los hogares dispondrán de 100 MB/s o más. Asimismo, garantizar la continuidad del sistema de información estatal mediante la implementación de embajadas virtuales –la primera ubicada en Luxemburgo-, conservando en otros países copias digitales de los datos y sistemas de información vitales para el funcionamiento del Estado. Por último, busca que el 20% de la población económicamente activa de la Unión Europea utilice una firma digital.

Estonia es un referente mundial en la aplicación de soluciones tecnológicas que incentivan nuevos mecanismos de inversión, gestión pública y participación ciudadana. Ha sabido construir su gobierno desde lo digital y superar la inestabilidad que suponía la independencia de la que era considerada la segunda potencia más importante del mundo. Nos toca pensar de qué manera podemos aprovechar el gobierno digital en México donde la desigualdad propicia que solamente 50.9% de los hogares tengan acceso a internet y 28% interactúe de manera electrónica con su gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.