Inicia la LXIV Legislatura del Congreso Mexicano.

El primero de septiembre pasado, en sesión conjunta, se dieron cita los Diputados y Senadores en el recinto legislativo de San Lázaro, a fin de celebrar la instalación de la LXIV Legislatura del Congreso General. Esta sesión, marca el inicio formal de las actividades del Poder Legislativo  tras la renovación de ambas Cámaras en las elecciones del pasado primero de julio de 2018.

Se instala un Congreso sumamente particular, en el que la distribución de las fuerzas políticas se reconfiguran en buena medida por la aparición de Morena como la principal fuerza política de nuestro país. Morena, para el asombro de algunos, es mayoría en ambas Cámaras, con sus 247 diputaciones y sus 55 senadurías, esto lo posiciona con la mayoría en ambas Cámaras.

Morena, para el asombro de algunos, es mayoría en ambas Cámaras, con sus 247 diputaciones y sus 55 senadurías, esto lo posiciona con la mayoría en ambas Cámaras.

Caso distinto es el del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que pasó a ser la tercera fuerza política con una bancada tan disminuida como nunca antes había tenido; para esta Legislatura, 47 diputados y 15 Senadores serán los encargados de representar a dicho partido en el Poder Legislativo.

En cuanto a los órganos de gobierno, el Senador Ricardo Monreal y el Diputado Mario Delgado serán los encargados de presidir la Junta de Coordinación Política (JUCOPO) de sus respectivas Cámaras; por otra parte, en la Cámara de Senadores, Martí Batres y en la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo serán los encargados de presidir las respectivas Mesas Directivas; por cierto, todos ellos, integrantes de Morena.

las mujeres ocupan 63 de los 128 asientos disponibles en el Senado y 241 de 500 en la Cámara de Diputados.

Por último, parte de los hechos inéditos que enmarcan a esta Legislatura, es el relacionado con la paridad en el Congreso, misma que merece una especial distinción, ya que por primera vez en la historia política de México, las mujeres ocupan 63 de los 128 asientos disponibles en el Senado y 241 de 500 en la Cámara de Diputados. Esto representa en total un 48% de todos los escaños del Congreso mexicano, con lo cual se ubica como el tercer congreso a nivel mundial con la mayor participación de mujeres.

De esta manera iniciaron las sesiones y los debates en donde se habrá de definir la agenda y las leyes que marcarán el rumbo de la política mexicana durante los siguientes tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.