Parlamento Abierto: ¿un compromiso incómodo?

 

Equipo Think Makers

¿El Parlamento Abierto es una opción viable para el país?,  ¿qué tanto las nuevas legislaturas se encuentran comprometidas con las iniciativas de Parlamento Abierto?, ¿qué aporta a la vida de los ciudadanos la apertura de los Congresos?

Para intentar responder estas preguntas, ponemos como contexto  los resultados obtenidos en el Diagnóstico de Parlamento Abierto en México 2018y el Informe País sobre la  Calidad de la Ciudadanía en México 2015elaborados por la Alianza para el Parlamento Abierto (APA) y el Instituto Nacional Electoral (INE) respectivamente, donde encontramos que:

  • 1 de cada 2 ciudadanos no se siente representado por su legislador.
  • La confianza en los partidos políticos y los Diputados está por debajo del 20%.
  • En promedio, sólo el 5% de la información parlamentaria se considera abierta .
  • Existe un 38.2% de cumplimiento en la promoción de una agenda de Parlamento Abierto  en los Congresos.

Por lo anterior, impulsar el proceso de apertura parlamentaria representa un foco de atención urgente dentro de la agenda de los Congresos. Es por esto que acciones como la misma creación de la APA y el seguimiento de  Índices de evaluación con variables de relevancia y certificación internacional han cimentado las bases de este proceso en el país desde la primera década del 2000.

El Parlamento Abierto y la Alianza para el Parlamento Abierto

Pero a todo esto, ¿qué es el Parlamento Abierto (PA)? Entendemos al PA como aquella institución legislativa que rinde cuentas, que pone a disposición de la sociedad la información y esta se presenta de forma transparente, sencilla y accesible (Alianza Para el Gobierno Abierto, 2013).

En México, la APA funge como uno de los canales de  divulgación sobre PA desde el 2015. Conformado por el  Congreso de la Unión, el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI antes IFAI) y 12 Organizaciones de la Sociedad Civil, busca crear una nueva y mejor relación entre ciudadanos y legisladores, a través de la divulgación y generación de buenas prácticas parlamentarias en donde la transparencia, democracia y participación ciudadana son los ejes de  trabajo en este plan de intervención internacional.

A través de la evaluación  de las 34 instituciones legislativas del país (31 congresos locales, el Congreso de la Ciudad de México, la Cámara de Diputados y el Senado de la República) en temas de transparencia, accesibilidad, cercanía a la ciudadanía y proactividad en la rendición de cuentas, APA ha realizado sus Diagnósticos por medio de la medición de 97 parámetros para considerar que un Congreso ha implementado normativas relacionadas a la transparencia y acceso efectivo de la información.  Para su manejo y divulgación, estos parámetros se han agrupado en 10 principios fundamentales:

Desde la adopción de estándares internacionales, tales como la Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria en 2012, el Congreso de la Unión ha firmado acuerdos y estrategias concretas con la intención de generar cambios positivos en esta temática, entre las que destacan:

Añadiendo a la conversación, en el Índice País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México 2015, se encontró que mientras que se reconoce el acceso a la información por parte del 96% de la ciudadanía, sólo el 59% de la información parlamentaria (leyes vigentes o promulgadas, organigrama de las unidades administrativas, número y/o periodo de la legislatura y listado completo de representantes) se encuentra en bases de datos en línea con actualización periódica, sin mencionar si cuentan o no con mecanismos de búsqueda simples. En cuanto a la información presupuestal y administrativa esta sigue la tendencia de ser poco accesible, ya que se tiene sólo un 17% de cumplimiento promedio.

1 de cada 2 ciudadanos no se siente representado por su legislador.

Retos y Oportunidades

En pleno 2019 y con los datos obtenidos del Diagnóstico, México se encuentra con los siguientes retos:

  • En 3 de 10 principios retrocede respecto al Diagnóstico de 2015: información presupuestal, información sobre legisladores y accesibilidad y difusión.
  • Hay más leyes que garantizan la apertura parlamentaria, en comparación con la edición anterior (2015).
  • El uso de medios digitales  sigue siendo limitado.
  • Ningún órgano legislativo hace públicas las actividades de cabildeo.

Pero no todo es un panorama sombrío para los Congresos. De acuerdo al análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), México puede fortalecer las medidas que ha tomado así como generar nuevas ante las condiciones encontradas en los diagnósticos,  algunas de estas medidas son:

El uso de nuevas tecnologías no es garantía de  mejora en la comunicación con los ciudadanos, por lo que es de vital importancia que estas plataformas se adecuen al contexto y necesidades  de aquellos que quieran ejercer su derecho al acceso de la información parlamentaria, incluyendo a aquellos grupos con capacidades diversas, esto sin abandonar los medios de comunicación tradicionales (radio, periódico, televisión) para aquellos que no tengan acceso a los medios digitales.

Tal como lo señala el Informe País sobre la  Calidad de la Ciudadanía en México 2015, “La consolidación democrática exige instituciones que generen confianza e incrementen la responsabilidad del gobierno frente al ciudadano común“ .  Es necesario que los reglamentos internos y las leyes orgánicas incluyan disposiciones que permitan la intervención de la ciudadana en los procesos legislativos, protegiendo las nuevas libertades y eliminando las prácticas corruptas.  

El Parlamento Abierto parece no haber sido una tendencia en México, aunque puede convertirse en una oportunidad, que podría mostrarnos algo que no esperábamos de nosotros mismos:  podemos confiar en el otro aún en los peores escenarios.

¿Nos estamos acercando a tener un Parlamento realmente Abierto? Sólo el tiempo y un poco de paciencia nos lo dirá.

 

Fuentes

Alianza para el Gobierno Abierto. (2013). Alianza para el Parlamento Abierto: Una nueva relación entre ciudadanos y representantes populares. Recuperado el 09 de abril de 2019,  de: https://www.tm.org.mx/wp-content/uploads/2013/10/Alianza-para-el-Parlamento-Abierto.pdf
Organización de los Estados Americanos. Declaración sobre la Transparencia Parlamentaria. Resumen Ejecutivo. Recuperado el 09 de abril de 2019, de: https://www.oas.org/juridico/PDFs/mesicic5_col_ramleg_dectransp_ane3.pdf
Instituto Mexicano para la Competitividad. (2018). Diagnóstico de Parlamento Abierto en México 2018. Boletín de Prensa. Recuperado el 08 de abril de 2019,  de : https://imco.org.mx/wp-content/uploads/2018/04/Bolet%C3%ADn-Parlamento-Abierto.docx.pdf
Instituto Nacional Electoral.(2015). Informe país sobre la calidad de la ciudadanía en México: Resumen Ejecutivo. Primera Edición. México. Recuperado el 08 de abril de 2019, de: https://portalanterior.ine.mx/archivos2/s/DECEYEC/EducacionCivica/Resumen_Ejecutivo_23nov.pdf
Alianza para el Parlamento Abierto. (2017). Diagnóstico de Parlamento Abierto 2017. Recuperado el 10 de abril de 2019, de:  https://www.congresogto.gob.mx/ckeditor_assets/attachments/1077/Diagn_stico_PARLAMENTO_ABIERTO_2.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.