Voto electrónico: deseable, necesario y sostenible.

Hace unas semanas se presentó en la Cámara de Diputados un proyecto para implementar en Mexico el voto electrónico, esta iniciativa vuelve a abrir un debate pausado en nuestro país: la pertinencia de adoptar un sistema de votación electrónico en las elecciones.

Gran parte de la ciudadanía está familiarizada con procesos electrónicos y digitales que simplifican diariamente tramites administrativos, burocráticos y comerciales. ¿Por qué no vincular el proceso de votación a la tecnología?

capítulos como las elecciones de 1988 y 2006, así como episodios locales de rumores o hechos de fraude marcan la conciencia colectiva y hacen aún menos confiable el sistema electoral de nuestro país.

Sin duda el rechazo a la implementación de este sistema se debe a la desconfianza en nuestras instituciones, capítulos como las elecciones de 1988 y 2016, así como episodios locales de rumores o hechos de fraude marcan la conciencia colectiva y hacen aún menos confiable el sistema electoral de nuestro país.

usurpación de identidad, muertos votando, el carrusel, el ratón loco, la catafixia y urnas embarazadas, son algunos vicios electorales que se podrían erradicar con la implementación del voto y urna electrónica.

Es cierto que el voto electrónico puede ser vulnerable en cuanto a seguridad se refiere, sin embargo, el sistema tradicional de voto que usamos actualmente es mucho más vulnerable: usurpación de identidad, muertos votando, el carrusel, el ratón loco, la catafixia y urnas embarazadas, son algunos vicios electorales que se podrían erradicar con la implementación del voto y urna electrónica.

Desde la visión de la Agenda 2030, esta propuesta es necesaria para ayudar a cumplir  6 de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS):

  • Objetivo 9: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación;
  • Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles;
  • Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos;
  • Objetivo 15: Gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad;
  • Objetivo 16: Promover sociedades, justas, pacíficas e inclusivas; y
  • Objetivo 17: Revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Por supuesto que se necesitan más estudios, desarrollar mecanismos de seguridad para garantizar que el voto del elector sea respetado así como los resultados, capacitación del personal electoral, información para los ciudadanos e incentivar el desarrollo tecnológico en este rubro; pero lo que también es necesario y primordial es recuperar la confianza en las instituciones y en nuestros representantes, gobernantes y políticos; pero esa es otra historia.

Esta iniciativa y su implementación transparente, segura y eficiente puede ser un punto a favor para las nuevas legislaturas que están iniciando, para el INE y para el nuevo gobierno federal que garantiza austeridad y la 4a transformación que beneficiará al pueblo.

“primordial es recuperar la confianza en las instituciones y en nuestros representantes, gobernantes y políticos”.

 

  • Aldo Garcia Mendez es Licenciado en Relaciones Internacionales por la UNAM y Director General de Think Makers México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.